11º H 65
San Miguel de Tucumán

Martes 26 de Mayo de 2020

01/04/2020

Coronavirus

TUCUMANOS POR EL MUNDO

Un tucumano ofrece alojamiento a los argentinos varados en España

El ex rugbista Willy Mateu tiene hoteles en Guadalajara, cerca de Madrid, y quiere ayudar a los argentinos que lo necesiten.
Ampliar (2 fotos)

EN FAMILIA. Willy Mateu, su esposa Fabiana Spuches, junto a sus hijos Guillermo, Iñaki y Facundo, y su hermana Carolina Mateu, durante una visita a Guadalajara.

Tomás Gray
tomasgray1

Hay argentinos por todo el mundo. Se sabe. Y muchos de ellos son tucumanos. Algunos viajaron por turismo, trabajo o estudios y quedaron varados. Y hay muchos que eligieron otras tierras para radicarse con sus familias. En este último caso se encuadra el ex rugbista de Los Tarcos Guillermo Mateu (55 años), Willy, como es conocido, quien junto a su esposa Fabiana Spuches (ex tenista, actual profesora de padel y tenis) y sus hijos Guillermo (26 años), Iñaki (23) y Facundo (21), los tres estudianets y jugadores de rugby, llegaron hace casi dos décadas a España, para afincarse y consolidar su familia.

Willy es empresario y cuenta con un hotel en Guadalajara, a 55 kilómetros de Madrid, y si algo aprendió del rugby fue su espíritu solidario, por eso, en estos tiempos de pandemia, puso su establecimiento a disposición de los argentinos varados en España y que no tengan donde quedarse. "Estamos en contacto con la Embajada y los consulados, y estamos listos para lo que haga falta", comentó Mateu desde España.  

Los datos de su hotel, y para ponerse en contacto, lo podrán sacar y hacerlo a través de su página web: www.hotelconventosantaana.com.

Hoy les toca vivir con su familia esta crisis pandémica por la que atraviesa España por el coronavirus, con un alto número de infectados. "Lo vivimos con mucha preocupación. Está todo muy complicado. Lamentablemente España llegó tarde con las medidas que se tomaron y ahora tenemos que luchar para salir pronto de esto y volver de a poco a la normalidad, a nuestras vidas", resaltó Willy.

"España llegó tarde a las medidas con la enorme relación laboral y turística con Italia. Nada es casualidad, ya se preveía que la humanidad y la naturaleza darian un aviso. Quizás este lo sea nuestra locura global y consumista y nos hace no mirar al costado, no disfrutar, y no ser prudentes y responsables con nosotros mismos", explicó dando su punto de vista sobre este momento que le toca vivir. "Creo que daré un cambio desde adentro hacia afuera. El cuerpo me lo pide", añadió.

Son momentos difíciles. "Tenemos gente muy cercana con Coronavirus y aquí estamos, en el pico de la pandemia, sobre todo en Madrid. Veremos como salimos", destacó el ex wing de los "Rojos", desde hace 18 años en España.

"Estamos desde 2002. Vinimos con la familia luego del corralito. Estaba atado a nuestra empresa familiar y creía que era el momento de despegar y hacer mi propia vida laboral. Tomé la excusa de pagar mi hipoteca en un momento complicado en Argentina, con el Corralito, y me vine a juntar el dinero para que no la dolaricen. Fue una decisión muy difícil porque me agarraba tarde y con tres hijos. El rugby, una vez más, me hizo de puente y por la Unión de Rugby vine a un club del Ascenso y por suerte nos fue bien y conseguimos el ascenso. Pero mi meta era desarrollar mi vida laboral, y si bien seguí ligado al rugby, pude trabajar en empresas constructoras y terminé con hoteles", comentó Willy. "Viví en Albacete, en Mallorca y en Madrid. Hoy vivo en Guadalajara, a 55 kilómetros de Madrid, cerca del hotel que regento", añadió.

En casi dos décadas en España pasaron momentos buenos y  seguramente también otros difíciles, que se fueron superando. Hoy viven uno complicado, por esta pandemia que se encuentra paralizando España y en otros muchos lugares del mundo. 

"Aquí se lo vive con mucha preocupación y responsabilidad. Actualmente sólo están autorizados los relacionados exclusivamente a sanitarios y logística para el abastecimiento. Hoy son muchísimos los afectados, muchos los muertos, y espero por Dios que esto pase pronto. Por suerte también hay muchos recuperados y eso nos da una buena esperanza", comentó Mateu.

En España se encuentran atravesando el pico de la pandemia, que ya cobró miles de víctimas. En nuestro país recién lleva dos semanas y se espera poder controlarla con la cuarentena y las medidas que se están tomando. Por su vivencia y experiencia de lo vivido Willy aprovechó para mandar un mensaje a los argentinos.   

"Se deben acatar las órdenes, que todos sean solidarios, los políticos los primeros. Y de ahí baja todo. Los funcionarios de alto y medio cargo, y empresarios, eso será esencial para salir adelante. Como así también que los comerciantes no aumenten los precios en forma descontrolada e irresponsable. Por último, ahora es el momento de que Argentina se una, que se cree la cultura del trabajo y sacrificio, y que nuestro presidente sorprenda a todos con un cambio radical en la política; si se tiene que sufrir para salir adelante ahora es el momento. La gente al campo, a las calles a trabajar, y que luego de que esto se venza que se descubra y se tomen las responsabilidades. Ese es el mensaje que puedo mandar", destacó Willy.

"Aquí existe solidaridad en los españoles, las políticas de estado se cumplen y hay organización. Así y todo se equivocaron pero es más fácil salir unidos y con solidaridad", agregó. 

Mientras Willy y su familia esperan que pase pronto esta crisis pandémica, en plena cuarentena no deja de ayudar a sus hijos, hasta con los ejercicios para que se mantengan en forma, con lo que sea y tenga a mano, como hacerle de contrapeso en los sofá, entre otras cosas. "No deben perder su forma y todo vale. Hay que ayudarlos. Se las ingenian para entrenar, como seguramente lo hacen tantos otros deportistas en España, y también en mi provincia, Tucumán", completó Guillermo Mateu, un tucumano más por el mundo.


EN FAMILIA. Willy Mateu, su esposa Fabiana Spuches, junto a sus hijos Guillermo, Iñaki y Facundo, y Josefina Palou, quien llegó a visitarlos desde Barcelona. 


Recomienda esta nota:

Ranking