H 86
San Miguel de Tucumán

Martes 20 de Agosto de 2019

07/03/2019

Deportes

COPA LIBERTADORES

Rosario Central y Gremio empataron en un partido vibrante

Abrió el marcador Zampedri para el Canalla, y lo empató Everton para los de Porto Alegre. Terminaron 1 a 1.

El Canalla comenzó mejor y más firme, tanto que al minuto de juego ya ganaba gracias a un cabezazo de Fernando Zampedri. Luego, el conjunto brasileño sacó a relucir su jerarquía y lo igualó con un tanto de Everton.

Lo de Central era una cuestión de actitud, parafraseando a su reconocido hincha Fito Páez. Salió a bancar la parada ante su gente y a jugarle de igual a un equipo que en las últimas dos ediciones del máximo torneo continental fue campeón y semifinalista.

“A rodar, mi vida”, dijo el árbitro y, al minuto de juego, Leonardo Gil envió un preciso centro desde la izquierda y Zampedri le sacó un metro en la altura a Walter Kannemann para abrir el marcador de cabeza.

Los dirigidos por Paulo Ferrari estaban bien plantados y eran superiores, hasta que a los 11 Oscar Cabezas la perdió infantilmente en la salida ante Marinho, quien asistió a Everton. Jeremías Ledesma se hizo gigante para evitar el empate.

Pero pareció ser un golpe psicológico para Central, era parte del aire el recordatorio de todo lo que viene haciendo mal en el torneo local. Por esos giros que tiene el fútbol, un minuto más tarde, el mismo Everton fabricó una gran jugada individual, dejó a dos hombres en el camino y definió para devolverle la paridad al marcador.

La pegada de Gil es clave para la Academia. De un centro frontal suyo, casi llega un gol en contra de Felipe Vizeu a los 15.

A los 34, Bruno Cortez llegó hasta el fondo por izquierda y esta vez Felipe Vizeu lo perdió por poco en el otro arco.

Tres minutos más tarde, la fórmula del gol local se invirtió, ya eran dos en la ciudad. Zampedri la aguantó para que Gil rematara desde la medialuna, pero Paulo Victor la logró sacar con lo justo al tiro de esquina.

De todos modos, Gremio ya era más que el dueño de casa, que a los 45 se salvó por una impresionante doble atajada de Ledesma y una posterior falla en la definición de un delantero brasileño. El arquero de Central a esa altura ya era el chico de la tapa.

Todo pudo haber cambiado en el final de la etapa, ya a los 46, pero ni el árbitro ecuatoriano Roddy Zambrano ni sus asistentes vieron un artero codazo de Geromel sobre Zampedri dentro del área. Era penal y roja, pero todo siguió como si nada, más allá de la riña que despertó entre el delantero y el defensor.

En el segundo tiempo, Gil seguía lastimando cuando encontraba el espacio para darle de afuera. A los 9 Paulo Victor volvió a negarle el gol con la punta de los dedos, arrojándose hacia su poste izquierdo.

Matheus Henrique entró a los 19 para la visita, y un minuto después sacó un bombazo desde afuera del área que Ledesma sacó con una volada espectacular.

Los entrenadores miraban el juego al lado del camino y realizaron modificaciones, pero el partido entró en las tumbas de la gloria y ya no hubo situaciones de riesgo en las áreas, hasta que a los 47 el ingresado Jean Pyerre estrelló un tiro libre en el travesaño e hizo temblar a una ciudad de pobres corazones.

El próximo sábado Central visitará a Godoy Cruz, con el objetivo de sumar puntos en el torneo local para no sufrir con el promedio en la próxima temporada.

Recomienda esta nota: