17º H 72
San Miguel de Tucumán

Sábado 22 de Febrero de 2020

13/02/2020

Economía

Los inversores le dieron la espalda a la licitación de nuevos bonos y se dificulta el plan oficial de rearmar una curva de rendimientos en pesos

El gobierno pagará el costo del reperfilamiento del bono Dual, que sumado a la agresividad del comunicado oficial explicando el rechazo de las ofertas, generaron resquemores en los inversores locales y extranjeros

El Gobierno busca recomponer la curva de los bonos en pesos. En otras palabras, quiere que la gente vuelva a tenerles confianza. Por eso lanzaron una serie de medidas que se unieron a otros hechos propios del mercado, que consiguieron revitalizar una parte del valor perdido de los bonos en pesos.

En primer lugar, dispuso que el reperfilado AF20, más conocido como bono Dual, porque está emitido en pesos pero paga intereses de acuerdo a la evolución del dólar, pueda ser contabilizado por su valor técnico por las empresas en sus balances, lo que mejorará su cuadro de resultados sin pagar más impuestos. También permitió que se canjeen por cualquiera de los bonos a emitir.

Por el lado del mercado, hubo una limpieza de inversores “apalancados” que son aquellos que pusieron de garantía sus acciones o bonos para comprar días antes de la licitación desierta el AF20, que había perdido valor desde la primera licitación en la que solo se colocaron 10% de los bonos por los que se los pensaba canjear.

Ante el fracaso y para aminorar la pérdida, algunos optaron por canjearlo por el Bogato 2020 (A2M2) que subió 8,38%. En un solo día aumentó lo mismo que a lo largo del año y lleva acumulado ganancias por 16,78%. Desde que nació el bono, el 6 de marzo de 2018, a la fecha sumó una ganancia de 86%. Este título paga 1,60% mensual o se indexa por el CER más 4%.

En tanto, el bono Dual, a raíz de estos movimientos, recuperó 18% de su valor. El día anterior había bajado 32%, es decir que para volver a su precio de antes de la licitación debería subir un 10%.

Pero la verdad de lo que piensan los inversores quedó plasmada en la licitación de dos Letras del Tesoro que pagan tasa Badlar. El gobierno pensaba recaudar de los privados $10.000 millones para cancelar $8.000 millones.

La decepción fue grande. Hubo ínfimas ofertas privadas. Menos de $1.000 millones. Para subsanar el bache y no emitir, acudieron a las reservas de los jubilados. Del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses salieron $ 6.400 millones para acudir en auxilio del Tesoro.

Esta es la cara que Economía debe mirar para recomponer la curva de pesos. La desconfianza del mercado hoy es absoluta. En las próximas licitaciones pagarán el costo del reperfilamiento. Deberán ofrecer bonos con más ventajas porque el golpe del default selectivo sumado a la agresividad del comunicado oficial explicando el rechazo de las ofertas, generaron resquemores en los inversores locales y extranjeros.

Los bonos en pesos recuperaron una parte de la pérdida. El TJ20, que vence el 21 de junio, subió 7,32%.

El dólar respondió como si nada hubiera pasado. Solo subieron los que cotizan en el mercado único de cambios, el oficial. En bancos y casas de cambio, la divisa aumentó 16 centavos a $ 63,62. En la plaza mayorista con negocios por tan solo USD 198 millones, el Banco Central elevó el precio de la divisa 11 centavos a $ 61,23.

El dólar libre siguió en $79 porque a pesar de la inestabilidad del mercado de bonos, mucha gente vende sus dólares para pagar vacaciones y otros gastos que no puede cubrir con sus ingresos.

Los dólares alternativos también tuvieron su día de caída debido a la venta de los que estaban apalancados en bonos y perdieron. De esta manera, el dólar Bolsa cayó 76 centavos a $ 81,56. El contado con liquidación retrocedió 27 centavos a $ 83,47. Las reservas volvieron a subir. Crecieron 14 millones a USD 46.700 millones.

Los bonos en dólares tuvieron leves recuperaciones. El AO20 que paga cupón de intereses el 8 de marzo y vence el 8 de octubre, subió 1,14%. El Bonar 2024, el otro bono demandado por el mercado, recuperó 2%. El Discount con ley neoyorquina que es el que marca el riesgo país, aumentó apenas 0,23%. De allí que el riesgo de la Argentina bajara apenas 38 unidades (-1,8%) a 1.961 puntos básicos. El día anterior había aumentado 104 unidades y había quedado a solo 2 de los 2.000 puntos.

La Bolsa, en tanto, con altibajos y pocos negocios ($ 401 millones) tuvo una leve recuperación. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, subió 0,28%. El alza más importante le correspondió a BYMA (+7,52%) uno de los papeles más castigado los últimos tiempos. El resto de las acciones no pasó de alzas de 2%.

Los ADR’s -certificados de tenencias de acciones que cotizan en Wall Street- se recuperaron parcialmente. Lo mejor fue Mercado Libre (+7,40%) y Telecom Argentina (+3.33%).

La rueda de hoy será clave para ver como se recibió la exposición del ministro de Economía, Martín Guzmán, que dejó insatisfechos a empresarios y banqueros por la falta de precisiones sobre la deuda y los bonos. Lo más concreto fue su afirmación de que los bonos argentinos serán tratados igual que los que están amparados por los tribunales de Nueva York. Este dato, que se conoció después del cierre de los mercados, dejó dudas porque los bonos bajo esta ley van a entrar en la renegociación de la deuda y a los tenedores se les va a pedir quita de capital e intereses.

Recomienda esta nota:

Ranking