12º H 70
San Miguel de Tucumán

Domingo 09 de Agosto de 2020

28/06/2020

Redes Sociales

Networking, mujeres y vinos

Cerca de 50 mujeres se reunieron virtualmente en la primera edición de Reinas de Copas, un ciclo de encuentros que organiza la plataforma Mundo Sisters.
Ampliar (1 fotos)

Cerca de 50 mujeres se reunieron virtualmente en el ciclo Reina de Copas.

Cerca de 50 mujeres se reunieron virtualmente en el ciclo Reina de Copas.

El Aislamiento Preventivo y Obligatorio obligó a muchos emprendimientos a reinventarse, a readecuar sus estructuras de negocio, a profundizar su participación en los canales digitales. En este contexto, un nuevo evento llegó al escenario virtual. Se trata de Reinas de Copas, un ciclo de encuentros en los que el Networking, las Mujeres y los Vinos son los protagonistas.

Organizado por Mundo Sisters, plataforma para mujeres liderada por la Coach Ontológica y Periodista, Soledad Ytuarte, esta iniciativa tiene como objetivo facilitar un espacio entre mujeres emprendedoras, profesionales, líderes, para conectar, conversar y pasar un buen momento, priorizando el disfrute.

“Tejer redes y hacer comunidad nos potencia, y ese es el espíritu de este espacio con el condimento del vino que es un ámbito que a muchas mujeres nos apasiona queremos explorar”, cuenta Ytuarte, facilitadora del espacio.

La primera edición del ciclo reunió vía Zoom a cerca de 50 mujeres. Con Carolina Feit como sommelier del ciclo, la bodega invitada en esta oportunidad fue Vinos de Potrero, a través de su manager y propietaria Belén Soler Valle.

En 2008, Belén y su marido, el ex futbolista de Boca y la Selección Argentina, Nicolás Burdisso, compraron tierras en Gualtallary, Valle de Uco, en Mendoza. Allí fundaron Vinos de Potrero, en una finca a 1300 metros de altura.

“Viviendo en Italia, los lunes que mi marido tenía libres, íbamos a visitar bodegas. Las que más me gustaban eran las pequeñas. En 2014 hice el curso de sommelier y ahí me enamoré del vino”, contó Belén, que además es Licenciada en Periodismo y tiene un Máster en Viticulturas y Marketing del Vino, realizado en Italia.

“Nosotros hacemos la comparación entre la vid y el jugador de futbol, porque Argentina en el mundo es conocida por exportar jugadores buenos de alta capacidad. Casi todos ellos se forman en un potrero, con todas las dificultades. Lo mismo sucede con la vid, que sufre el calor abrasador del día, el frío del invierno y el suelo pobre de Gualtallary, y después se luce en un vino estructurado e inigualable. Y hacemos esta comparación: cuanto más pobre sea el potrero y el terroir, mejores los resultados”, destacó la empresaria.

Para Belén Soler Valle, ser mujer en el mundo del vino, todavía dominado por los hombres fue una ventaja, ya que le abrió puertas.

Para Belén, ser mujer en el mundo del vino, todavía dominado por los hombres fue una ventaja, ya que le abrió puertas. “Creo que hombres y mujeres somos diferentes, con distintas capacidades, percepciones y miradas”, dijo.

Giulia Demaestri Duque, Brand Manager de Acqua Panna & San Pellegrino también dijo presente en Reinas de Copas. La joven empresaria, de 28 años, contó algunos de los secretos de estas marcas presentes en 300 países. “En la Argentina recién se está desarrollando el mercado de las aguas asociado a la alta gastronomía”, reconoció, antes de explicar que “las degustaciones de aguas se hacen con vinos”.

Otro concepto interesante que volcó Demaestri durante el encuentro fue que dependiendo de cómo el sodio, los metales, el bicarbonato de calcio y el cloruro se han asociado entre sí, las características organolépticas del agua varían notablemente. Teniendo en cuenta esto, “no existe un agua igual a otra y cada una posee una personalidad y características propias”, aseguró.

La marca es sponsor de los The World's 50 Best Restaurants, distinción anual que premia a los 50 mejores restaurantes del mundo, y dentro de estos premios ahora hay un porcentaje obligatorio de mujeres que deben inscribirse y hay una cuota de participación para todo lo que esté referido a concursos de gastronomía, donde las mujeres deben tener una presencia.

A la hora de probar los vinos, las vedettes de la noche fueron un Malbec de Potrero y un Reserva de Potrero. “El mejor vino no es el más caro, sino el que podemos compartir. Más allá de la cepa, de la etiqueta o de la bodega, deben encontrar su propia identidad”, aseguró Feit, quien además de ser sommelier es guía nacional de Turismo.

Durante el encuentro hubo preguntas disparadoras como el vínculo de las asistentes con el vino. La mayoría coincidió en que lo vincula con el disfrute, con la cocina, con encuentros con amigas, con lo afectivo.

“Fue gratificante verlas a todas con una copa en la mano, compartiendo un momento que no tiene nada que ver con la vertiginosidad en la que estamos inmersas. Mientras tanto, quienes asistieron tienen la posibilidad de conectarse entre ellas y potenciarse en red, que uno de los propósitos del ciclo”, concluyó Ytuarte.

Hacia el final del evento, se sortearon los dos vinos de la degustación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Recomienda esta nota:

Ranking