16º H 95
San Miguel de Tucumán

Martes 18 de Mayo de 2021

17/02/2021

Tucumán

INSEGURIDAD

"Me metí solo en la villa": no es policía, pero vio el video del robo y siguió las pistas hasta el final

Werner recibió el llamado desesperado de su amigo: le habían entrado a robar a la casa en Colombia y América. Vio las imágenes de las cámaras de seguridad y no lo dudó: los secretos de un tucumano harto de la inseguridad.


Se bajó del carro blanco pintado con azul empujado por un caballo blanco, se acercó a tientas a la casa de Colombia y América, aplaudió dos veces, constató que no había nadie adentro y saltó las rejas hasta meterse adentro: “Es la casa de un amigo que había viajado a Jujuy por el fin de semana largo. Le habían desvalijado la casa hace dos años. Y antes de salir ahora, contrató unas cámaras que ante el movimiento le alertan al celular. Vio las imágenes, me llamó y fui”.

Werner es el nombre del amigo dueño de casa. Esta mañana había vuelto de Tafí del Valle cuando recibió el llamado: “Mi amigo había dejado la moto en el garage para que creyeran que había alguien. Cuando golpearon con las manos y nadie atendía, saltó por arriba de la reja. Qué calidad tienen los vagos... Por el movimiento que hicieron, les saltó la alarma al celular de mi amigo. Ellos iban en ruta, logran ver, me llaman a mí, apenas llego al trabajo, lo atiendo y me llegó solo al domicilio. Había dos policías, y me dijeron que no podían hacer mucho porque estaban con el caso de un chico que habían matado cerca”.

Empecé a preguntar a los policías si no tenían más información: “¿No sabés qué carro era? ¿Qué color?” No sabían y les dije: “Yo los voy a encontrar, me voy a buscarlos. Solito me metí por la villa, anduve por Lomas, hice toda la Francisco de Aguirre, un amigo policía me pasó el dato de los colores del carro, costeo el canalcito, veo el caballo, veo al chico de ropa azul, le mando una foto a mi amigo y le digo: ‘Me parece que éste es’. Veo de dónde ha salido, veo que estaba el carro, le hago un video, le mando la ubicación, hice dos cuadras más, y cuando saqué las fotos la gente le alertó a los ladrones que alguien los estaba buscando. Era yo: alguien tiene que hacerlo”.

“En el pasillo que, yendo al cerro, está pasando la Viamonte, ya había un móvil buscándolos. Ingresó al pasillo el móvil, pero le pusieron un candado al carro para que la Policía no se los secuestre. A mí, que estaba ahí, y a los policías nos han empezado a tirar piedras. Los ladrones ya habían huido pero me metí un poco más y encontré las cosas que le habían robado a mi amigo: ‘Vos los agarraste más rápido que la Policía’, me decía”.

Werner, quien soñó con ser policía desde niño, recuerda cómo había hecho la primera vez que le desvalijaron la casa a su amigo: “Averigüé que los ladrones eran de San José. Me fui por la ruta, compro carne en una carnicería, saco información con el carnicero, me canta todo, voy a buscarlos y por suerte hemos recuperado las cosas. Es una lástima porque estos dos de hoy en cana no van a caer. Al igual que muchos tucumanos, siento que tenemos la Policía al pedo: los policías no pueden hacer nada. Están muy limitados. Yo al carro lo alzaría al móvil, por ejemplo. Por eso no soy policía”.

“Esta vez lo pasé al patrullero cuando vi al carro, hasta que un pariente de los ladrones empieza a agredirnos. Otros vecinos, bien trabajadores, me decían: ‘Llévenlos presos, estamos cansados de esta gente’. Cuando terminó el operativo, me decían los policías: ‘Amigo, ¿que vos sos policía’. Mi amigo, el dueño de la casa, es policía. Él me dice: ‘Yo sé que a vos te gustaría ser policía, pero no quiero que te pase nada’. Lo cierto es que ya he agarrado cinco o seis choros. Cuando los veo en el centro robando, hasta que no los atrapo, no paro. Más allá de esto, lo cierto es que hay que cambiar las leyes. También hay muchos policías con exceso de autoridad. Pero no podemos seguir viviendo así. Esa es la verdad. Y lo que más nos preocupa a muchos tucumanos”.






Fuente: Eltucumano.com

Recomienda esta nota: