23º H 25
San Miguel de Tucumán

Sábado 21 de Septiembre de 2019

16/07/2018

Deportes

RUSIA 2018

¿Quiénes son las Pussy Riot que irrumpieron en la final del Mundial de fútbol?

"Por la liberación de los presos políticos de Putin"
Ampliar (1 fotos)

El cesped del Estadio de fútbol Luzhniki, fue el escenario de dos hechos emblemáticos que se llevaron a cabo por única vez durante el torneo de la Copa del Mundo en Rusia 2018: se disputaba la final del mundial entre Francia y Croacia, y durante el minuto 7 del segundo tiempo 4 personas invadían la cancha vestidas de oficiales de policía, interrumpiendo un partido que hasta ese momento en el que Croacia atacaba y se vivía un clima de tensión, como mínimo podría calificarse de adrenalínico sin espacios para relajar la mirada. Los agentes de seguridad del campo, se vieron en la tarea de detener a los intrusos, uno de éstos últimos fue derribado por el defensa croata Dejan Lovren. Por su parte, la policía de Moscú, citada por la agencia oficial Tass, anunció que había detenido a "tres mujeres jóvenes y un muchacho" y luego "los trasladaron a una comisaría".

En un principio se pensó que se trataba de un grupo de fanáticos cuya intención era la de saludar a los jugadores y tomarse fotos con ellos, pero luego de la detención, y a través de un comunicado expuesto en las redes sociales, la banda de punk femenina rusa Pussy Riot, se adjudicó los hechos. 

Pussy Riot es un colectivo ruso de punk-rock feminista formado en 2011, y llevan a cabo actuaciones de provocación política, exponiendo la situación de las mujeres en Rusia, y durante la campaña electoral del actual primer ministro, también se manifestaron en su contra.

La banda expuso vía Twitter una lista de exigencias al gobierno, entre ellas: liberar a los presos políticos, poner fin a los "arrestos ilegales durante las protestas", y "permitir la competencia política en el país".

Ante la atenta mirada del primer mandatario local Vladimir Putin, como la de sus pares Kolinda Grabar-Kitarovic y Emmanuel Macron, de Croacia y Francia respectivamente, el acto de protesta política fue el único en los 64 partidos que se disputaron desde que arrancó el mundial, el pasado 14 de junio. 

Según el comunicado emitido por la banda en sus cuentas de Facebook y Twitter, en el día de la fecha, 15 de julio, se cumplían 11 años de la muerte del poeta ruso Dmitri Prigov:

Hoy se cumplen 11 años desde la muerte del gran poeta ruso, Dimitri Prigov. Prigov creó una imagen de un policía, un portador de la nación Celestial, en la cultura rusa. 

"El Policía Celestial, según Prigov, habla con el mismísimo Dios. El policía terrenal se prepara para dispersar los mítines. El Policía Celestial toca suavemente una flor en un campo y disfruta de las victorias del equipo ruso de fútbol, mientras que el policía terrenal se siente indiferente a la huelga de hambre de oleg sentsov. El Policía Celestial se levanta como un ejemplo de la nación, el policía terrenal hiere a todos" 

El Policía Celestial protege el sueño del bebé, el policía terrenal persigue a los presos políticos, encarcela a la gente por " republicaciones " y " me gusta ". 

El Policía Celestial es el organizador del hermoso carnaval de la copa del mundo, el policía terrenal tiene miedo de la celebración. El Policía Celestial vela cuidadosamente por obedecer las reglas del juego, el policía terrenal entra en el juego que no se preocupa por las reglas.

La Copa mundial de la fifa nos ha recordado las posibilidades del Policía Celestial en la gran Rusia del futuro, pero el policía terrenal, entrando en el juego de ruleless, rompe nuestro mundo. 

Cuando el policía terrenal entra en el juego, exigimos: 

1. Liberen a todos los presos políticos.

2. No encarcelar por "me gusta".

3. Detienen arrestos ilegales en mítines.

4. Permitir la competencia política en el país.

5. No fabricar acusaciones criminales y no mantener a la gente en las cárceles sin ninguna razón.

6. Convierte al policía terrenal en el Policía Celestial.

Asimismo, reclamaron la liberación de Oleg Sentsov, de 42 años, quién fue encarcelado por la justicia rusa, por "terrorismo" y "tráfico de armas".

Aunque la televisión intentó impedir que se viera el "bochornoso" suceso, no logró evitar que el mundo conociera el reclamo.

Recomienda esta nota: